Cuidado con el fraude on-line

En nuestros días, cada vez resulta más común tener un amigo o algún conocido víctima de un fraude on line -o, en el mejor de los casos, tan solo de un intento-, pero, ¿qué es exactamente y en qué consisten este tipo de actividades delictivas? El Servicio de Prevención del Fraude (SEPFRA) lo define como la “utilización de medios electrónicos con el objetivo de robar datos personales, números de tarjetas de crédito, claves o contraseñas”, pero lo que más llama la atención de estos delitos es la variedad de formatos que presentan.

Cada vez son más los ciudadanos con acceso a la red, y este ámbito se convierte en el caldo de cultivo idóneo para delincuentes de última generación. Tanto es así que algunas instituciones y organizaciones como la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), ofrecen información regular y consejos sobre cómo actuar en caso de sufrir este tipo de incidentes, aunque, somo siempre, la clave radica en la prevención.

En la actualidad cualquier persona maneja a diario multitud de páginas, perfiles y cuentas en diferentes plataformas. Estos motivos hacen que cada vez más se haga más imprescindible tener en cuenta algunos consejos útiles como los que ofrecemos a continuación desde Cumas Investigación. 

peligro

  • Cuidado con los e-mails de remitentes desconocidos o de contactos personales pero en contextos sospechosos, sobre todo si estos mensajes animan a abrir un link o un documento adjunto que no esperabas como fotografías o noticias curiosas. Este delito recibe el apodo de Phishing, y consiste en el empleo de mensajes de correo electrónico que aparentemente provienen de fuentes cercanas.
  • Atención con los e-mails que notifican supuestos premios, loterías en las que no hemos participado, o amables ancianitas multimillonarias que, de entre los miles de internautas que existen en el mundo, nos han elegido a nosotros para donarnos sus herencias. También son habituales las peticiones de auxilio de personas que no pueden disponer de su dinero y que requieren de un ingreso urgente o las ofertas de trabajo de en sueño que solicitan datos bancarios. Una entidad bancaria jamás utilizará este medio para solicitar datos a sus clientes.
  • Es muy importante actualizar de manera regular las bases de antivirus y mantener al día los sistemas de seguridad de nuestros dispositivos, en la actualidad existen cientos de versiones gratuitas al alcance de cualquiera.
  • Hay que ser especialmente cuidadoso cuando accedamos a nuestros perfiles, sobre todo si se trata de datos bancarios, en ordenadores públicos o a través de señales wifi públicas. A la vez que nosotros hay mucha más gente conectada, y desconocemos sus propósitos.
  • Al acceder a páginas web en las que manejemos datos valiosos, hay que prestar especial atención al navegador en el que la dirección debe comenzar por un símbolo de un candado cerrado y las letras https:. Se trata de señales fiables de que estamos navegando en un entorno seguro.

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestra sección de ‘Noticias y Actualidad’

Camino Ivars González

Periodista y prensa en Cumas Investigación

Anuncios