Psicología criminal

Os dejamos parte de este interesantísimo artículo de Paula Ronco Cardoso publicado en la web ‘Blog de Psicología’ sobre la especialidad de ‘Psicología criminal’. ¡Muy recomendable y curioso! Si queréis acceder al artículo completo tan solo tenéis que visitar su web.

¿Qué es? ¿Qué aplicaciones tiene?

La psicología criminal o forense es la rama de las disciplinas sociales que trata de conocer los motivos que inducen a un sujeto a delinquir; qué significa para el delincuente los actos que comete; y por qué existe en ellos una falta de temor ante el castigo y la no intención de renunciar a las conductas criminales.

En la psicología criminal, el estudio de la personalidad de los individuos que comenten delitos, y su integración en el medio y grupos sociales es necesario para conocer sus motivaciones internas y la causa de sus acciones, y poder prevenir estos actos en el futuro.

esposas

La evaluación de los presuntos criminales desde la psicología se hace desde tres perspectivas conjuntamente:

  • Perspectiva biológica: necesaria para conocer si existen alteraciones biológicas que hayan influido en la conducta.
  • Perspectiva psicológica: necesaria para distinguir estados emocionales, comportamientos y alteraciones de la conducta que expliquen su conducta.
  • Perspectiva social: necesaria para señalar la relación en el grupo y la aceptación de normas y valores del individuo.

Actualmente, la psicología criminal ha superado el límite de la observación individual del sujeto antisocial, ampliando su campo hacia la conducta criminal y de los factores psicológicos que influyen en la criminalidad, ya sean individuales o colectivos. Por ello, actualmente la psicología criminal estudia aptitudes, procesos mentales, personalidad, motivación para cometer su crimen, partiendo siempre de la psicología del individuo y la psicología social.

Anuncios

La prevención, clave a la hora de evitar un robo en verano

Como cada año la Policía Nacional ofrece una serie de consejos para que no nos amarguen las vacaciones.

Durante el mes de agosto los núcleos urbanos se vacían, la mayoría de los establecimientos cuelgan el letrero de ‘Cerrado por vacaciones’ y la gente se refugia en la playa, la montaña o el pueblo en busca de un merecido descanso lejos de sus hogares. Y es precisamente durante estas fechas cuando los delincuentes aprovechan para ‘hacer su agosto’, una situación en la que la prevención puede resultar clave a la hora de evitar visitas indeseadas.

Como cada año, la Policía Nacional ofrece una serie de consejos básicos a seguir en periodos vacacionales y pone a disposición del ciudadano una línea telefónica de denuncias (902 102 112) y recuerda que, en muchos casos, la colaboración ciudadana resulta fundamental a la hora de evitar un robo.

El pais

                               Fuente: El País

Al salir del domicilio es imprescindible comprobar puertas -cerrando con varias vueltas para evitar ser víctimas del denominado ‘método de tarjeta’-, y ventanas -sin bajar totalmente las persianas, para no dar imagen de hogar deshabitado- ya que un despiste podría acarrear fatales consecuencias. Es muy importante no desconectar el timbre ni dejar mensajes en el contestador informando sobre nuestra ausencia. También es recomendable evitar dejar grandes sumas de dinero u objetos de valor, y hacer una relación detallada de aparatos para facilitar su identificación en caso de necesidad.

En la manera de lo posible, hay que evitar divulgar nuestra ausencia entre los vecinos o en Internet y en las redes sociales, y comunicar solo a los más allegados dónde pueden localizarte en caso de emergencia, así como dejar una llave a una persona de confianza que pueda controlar la vivienda o recoja nuestra correspondencia, otro indicador muy valioso para los ladrones.

Estas medidas de seguridad son también aconsejables en alojamientos hoteleros o apartamentos vacacionales, manteniendo en un lugar seguro objetos de valor, dinero, documentación y tarjetas de crédito. Además, en ambos casos puede resultar efectivo dejar la radio o una luz durante nuestra ausencia; así como dejar ropa tendida.

Fuera de casa, también

viajejet

Fuente: viajejet

Estas medidas pueden evitarnos más de un disgusto al volver a casa. Sin embargo, durante el viaje y en los destinos turísticos también es necesario permanecer alerta. Por ejemplo, durante el desplazamiento, si es en vehículo propio, es recomendable poner el seguro mientras se circula por ciudad y prestar atención en caso de tener que detenerse ante requerimientos extraños. Nunca hay que dejar objetos de valor ni grandes sumas de dinero en el interior del vehículo y, en la medida de lo posible, resulta aconsejable evitar aparcar en lugares poco concurridos, así como llevar dos copias de la llave del coche en lugares distintos. 

Si el turista se decanta por otros medios de transporte hay que prestar especial atención a nuestro equipaje y no facturar paquetes de desconocidos ya que podrían meternos en un buen lío. Estas medidas también hay que tenerlas presentes en espacios públicos y núcleos turísticos donde un despiste puede salir muy caro. En estos casos hay que llevar a la vista bolsos, carteras y objetos de valor y evitar portar grandes sumas de dinero.

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestra sección de ‘Noticias y Actualidad’

Camino Ivars González

Periodista y prensa en Cumas Investigación