Historia de Cumas

CUMAS es una de las colonias más antiguas de la Magna Grecia. Fundada en el siglo VIII a. C., probablemente por los griegos asentados en Ischia. Pujante puerto durante centurias, la localidad ubicada en la costa de Campania (Italia) resistió a las invasiones etruscas, pero sucumbió ante los romanos en el siglo III a. C. y se convirtió en colonia del Imperio romano.

Sobre las ruinas de la ciudad alta creció en los siglos V y VI un pueblo que sería arrasado por los sarracenos en el 915. En la actualidad, ese asentamiento todavía no ha sido desenterrado por completo.

grutadelasibiladecumas

Gruta de la Sibila de Cumas (Italia) Fuente: http://www.sobreleyendas.com

Las zonas más conocidas son la acrópolis, situada sobre un altozano al noroeste, y la necrópolis, en la llanura. Ambos espacios están bien conservados a pesar del paso del tiempo. En la actualidad pueden apreciarse parte de los muros de la acrópolis y dos enormes templos: el destinado al dios Apolo, que se alza en la terraza interior de la colonia, y el del dios Júpiter, ubicado en la parte superior. Ambos fueron reconstruidos en tiempos de Augusto y en la época precristiana.

La Sibila de Cumas 

220px-CumaeanSibylByMichelangelo

La sibila de Miguel Ángel, ubicada en la Capilla Sixtina

A pie de la acrópolis, todavía permanece intacta la entrada a la Gruta de la Sibila. Para acceder a ella hay que atravesar una galería de 107 metros de longitud y un vestíbulo. Según cuenta la leyenda, aquí moraba la Sibila de Cumas, hija de un griego y una ninfa, que nació con el don de la profecía y cuyas predicciones eran siempre en verso. Era considerada una de las diez adivinas más importantes de la Antigüedad incluso algunos lirbos recogen que fue el oráculo consultado por Eneas -príncipe de Troya-  para que visitara a su padre Anquises en los Campos Elíseos.

Tanto era su poder, que incluso miembros del mismísimo Senado acudieron a ella en busca de respuestas en los denominados Libros Sibilinos, una misteriosa recopilación de oráculos entre los que se hallaban respuestas a problemas de diversas materias.

La leyenda dice que vivió casi mil años, en concreto nueve vidas humanas de 110 años cada una, -tantos como granos de arena podía sostener en su mano- gracias a una promesa del dios Apolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s